La mayoría de las desventajas de esta nueva forma de trabajo pueden solucionarse con una buena organización y seleccionando a las personas correctas para el trabajo.

Ya sea que estés trabajando solo y pensando en esta opción para el momento en el que tu empresa comience a crecer; o ya tengas un grupo de trabajo para probar. Estos son algunos puntos importantes para hacer que funcione:

Realiza un análisis de tu situación

Definitivamente este tipo de trabajo es funcional para determinadas empresas, en especial para las que basan sus actividades en la web. Así que el primer paso es hacer un análisis de tu flujo de trabajo, interacciones y si las diferentes áreas de trabajo son demasiado dependientes de ti.

Como propietario de un negocio, antes de que consideres introducir el trabajo remoto, tienes que generar en tus empleados el sentido de autonomía.

Planeación

Las personas no pueden ponerse a trabajar desde dónde quieran sin que queden claros los términos y condiciones del trabajo. Comienza a planear la forma en la que ejecutarán las actividades.

Incluso, puedes comenzar probando solo con algunas personas para evaluar resultados. No se trata de hacer el cambio de la noche a la mañana. Para contratar a nuevos empleados, puedes ponerlos a prueba por algunos días para saber si están preparados para trabajar a distancia.

Céntrate en crear un sistema orientado en resultados, trata de establecer metas que deben cumplirse en lugar de establecer horarios de trabajo.

Este sistema se conoce como Rowe (por sus siglas en inglés, resultados solo en el ambiente de trabajo) y promueve la cultura de trabajos terminados, donde se evalúa el rendimiento de los empleados y no su presencia. Este modelo se ha implementado en empresas como BestBuy y Gap, en donde han argumentado tener una mejora del 20% en productividad, 90% en la disminución de tasas de rotación y mayor satisfacción al cliente.

Parte fundamental de esto es establecer objetivos específicos y las métricas correctas. Con esto, cada día tus trabajadores saben qué deben cumplir, cómo y en qué tiempo.

Comunicación

La comunicación es la clave para los equipos a distancia, así que establecer los puntos de contacto y las formas será parte del éxito de tu empresa. Hay una gran cantidad de herramientas que puedes usar, tanto para la comunicación diaria, como para compartir archivos y más. Selecciona las que mejor funcionen para el equipo.

Por ejemplo, los servicios de correo electrónico son buenos canales formales para intercambios de datos e informes de proyectos, los teléfonos son ideales para resolver asuntos urgentes, las videoconferencias para temas grupales, etc. Tienes que elegir la que mejor funcione según las diferentes actividades de tu empresa.

Selecciona un sistema de gestión de proyectos

Otro aspecto importante es seleccionar la forma en la que todos podrán estar al tanto de los proyectos y el flujo de trabajo. Herramientas como Trello o Basecamp son eficaces para que los colaboradores mantengan el flujo de trabajo.

Además, puedes usar herramientas que te ayuden a conocer el tiempo que dedican a ciertas actividades para evaluar la productividad de cada uno.

Proponte ser proactivo

Trabajar de forma remota no significa que todos serán independientes y no necesitarán aprobación, debes establecer la forma en la que conectarás con tus compañeros de trabajo, incluso puedes programar llamadas rápidas o mensajes para ponerte al día.

Recibe información de forma periódica

Diseña una estructura de retroalimentación regular, ya sea mensual o semanal. Si creas una cultura de mejora continua, permitirás que los miembros se comprometan con su trabajo y sean fieles con tu empresa.

Consulta con un abogado para que te asesore sobre la mejor forma de conducir la relación laboral cuando la misma se desarrolla bajo la modalidad de teletrabajo.

Leyla

Author Leyla

More posts by Leyla

Leave a Reply

Abrir chat