Tú y tu pareja han hecho el salto y están viviendo juntos. Están disfrutando de compartir el ropero, de despertar juntos cada mañana, y cenar juntos al final del día. Probablemente acordaron a compartir los gastos de subsistencia, pero ¿qué es exactamente lo que estás dividiendo y cómo lo vas a hacer?

Define tus gastos compartidos

Hay una serie de acuerdos legales que potencialmente puedan tener que crear con su pareja cuando decidan vivir juntos, dependiendo de las circunstancias. ¿Compró una casa o un condominio? Es posible que desee revisar cómo funciona el título de la propiedad. Y es posible que desees pensar en crear o cambiar el acuerdo, sobre todo si hay niños involucrados.

Es genial decir «lo dividimos todo», pero puede traer problemas. Haz una lista de los gastos que planeas compartir. Esto puede incluir alquiler, seguros, cable, internet, comida, costos de limpieza y más.

Puede ser útil hacer una hoja de cálculo con tus gastos de los últimos meses para poder tener un número estimado. Es importante también aclarar qué gastos no se van a compartir, como teléfonos celulares, tarjetas de crédito, ropa, o membresías de gimnasio.

Decidan cómo manejar el dinero

Una buena opción es abrir una cuenta bancaria juntos en la que cada uno aportará una cantidad de dinero por mes para cubrir los gastos compartidos.

Cuanto más claro esté el tema de los gastos en tu pareja más duradera será la convivencia.

Leyla

Author Leyla

More posts by Leyla

Leave a Reply

Abrir chat